Seguro almacenamiento de las baterías recargables de iones de litio

Protegido contra incendios y certificado

Ordenadores portátiles, e-scooters, e-bikes, pedelecs, martillos de batería, herramientas de jardín potentes - las baterías recargables de iones de litio se han vuelto indispensables en el mundo moderno. A diferencia de las baterías convencionales, las celdas de iones de litio pueden almacenar energía en un espacio más reducido. Estas fuentes de energía indispensables se encuentran en la mayoría de los instrumentos electrónicos y se utilizan hoy en día en casi todos los ámbitos de la vida.

Aunque las baterías de iones de litio parecen inofensivas, no están exentos de peligros. En particular, las baterías de iones de litio tienen cierto riesgo de incendio y explosión. Debido a su alta densidad de energía, pueden inflamarse espontáneamente bajo ciertas condiciones o volverse inestables y explotar cuando se calientan. Si se produce un defecto técnico o la batería falla, esto puede tener graves consecuencias para las personas y el medio ambiente.

¿Usted está utilizando aparatos eléctricos u otros productos con baterías de iones de litio que necesitan ser almacenadas de forma segura y cargadas en un entorno óptimo? asecos tiene la solución!

Las baterías de litio no son tan inofensivas como parecen. Armarios de seguridad resistentes al fuego se consideran actualmente como una de las opciones más seguras para el almacenamiento activo y pasivo de las baterías de iones de litio.

Armarios asecos para carga y almacenamiento de baterías

Almacenamiento activo y pasivo de las baterías de iones de litio con protección contra incendios tanto desde fuera como desde dentro.

A causa del uso más intenso de baterías de iones de litio de potencia media, se aumentan los peligros de su almacenamiento, en particular durante su carga sin vigilancia en áreas comerciales y privadas. Por eso las aseguradoras tienen gran interés en que se utilicen dispositivos de protección apropiados (por ejemplo, armarios de seguridad tipo 90) para minimizar los riesgos y evitar siniestros.

Como líder mundial en la fabricación de armarios de seguridad, asecos ha desarrollado armarios de seguridad especiales para baterías de iones de litio del tipo "media potencia" (según VdS 3103: 2016-05 (2)). Las baterías de iones de litio se pueden almacenar de forma segura (almacenamiento pasivo) y, dependiendo del modelo, también se pueden cargar (almacenamiento activo) en estos armarios de seguridad.

Los armarios de seguridad están considerados como sector de almacenamiento conforme al Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias (APQ-0 y APQ-10).

En caso de un incendio al exterior, las baterías de iones de litio almacenadas en los armarios de seguridad están protegidas contra el sobrecalentamiento durante un período de 90 minutos. Esté evita que las baterías de iones de litio almacenadas en el armario se enciendan espontáneamente, se vuelvan inestables o exploten. Incluso en caso de incendio desde el interior, se demostró una resistencia al fuego de más de 90 minutos. Dependiendo del modelo, los armarios de seguridad están equipados adicionalmente con un sistema automático de advertencia y supresión de incendios. Eso significa: Protección perfecta, incluso durante el período de  carga desatendida.

¿Por qué las baterías de iones de litio pueden ser peligrosas?

Cuando se tratan y almacenan adecuadamente, el uso de baterías de iones de litio se considera seguro. Sin embargo, hay casos aislados donde baterías durante el funcionamiento se encienden espontáneamente y provocan incendios.

Las baterías de iones de litio (Akkus) se componen de docenas de capas de láminas de metal recubiertas. Las capas de carga positiva y negativa sólo están separadas entre sí por una muy fina capa protectora (separador). Si alguna de estas capas protectoras se agrieta, la energía almacenada puede liberarse de forma incontrolable y provocar un incendio. Posibles razones son:

  • Sobrecarga eléctrica (durante carga y descarga)
  • Sobrecalentamiento (sobrecarga térmica causada por fuentes externas de calor o de energía) o por
  • Impactos (daños mecánicos que liberan la alta densidad de energía de la batería)

Cuando se produce una de estas situaciones se pueden generar graves consecuencias como resultado: La batería se incendia e incluso puede explotar. Eso libera gases tóxicos que pueden ser letales. Los incendios con baterías de iones de litio son difíciles de controlar y se extienden rápidamente. Muchas veces los bomberos se ven limitados a evitar que el fuego no pase a zonas vecinas.

La unión de los aseguradoras alemanas (GDV) exige, por tanto, que las baterías de litio sean "tratadas principalmente como una sustancia peligrosa". Encontrará información general sobre el almacenamiento de baterías de litio en el punto 5 de la hoja informativa ►VdS 3103.

¿A qué hay que prestar atención para evitar daños?

Cumplimiento de las especificaciones del fabricante
► Protección contra cortocircuitos de los polos de la batería
► Protección contra daños mecánicos
► No exponer inmediatamente y permanentemente a altas temperaturas o fuentes de calor
► Mantener una separación estructural o de espacio (al menos 2,5 m) con respecto a otros materiales combustibles, si no existe un sistema automático de extinción
► Retirada inmediata de las baterías dañadas o defectuosas de las zonas de almacenamiento y producción (almacenamiento intermediario hasta su eliminación, a una distancia segura o en una zona separada sin riesgo de extensión de incendios)
► Almacenar solamente baterías con certificado de homologación según UN 38.3 (prototipos sólo en casos excepcionales y después de una evaluación de riesgos)
► Almacenamiento en zonas separadas resistentes al fuego o con una adecuada distancia de seguridad (separación espacial de 5 m)
► Evitar el almacenamiento conjunto con otros productos combustibles
► Control de la zona de almacenamiento a través de un sistema adecuado de alarma contra incendios conectado a un puesto de trabajo siempre atendido
► Si existen sistemas de extinción de incendios: Tener en cuenta la información sobre los medios de extinción adecuados en las fichas técnicas de los productos

Conclusión

Si una batería se incendia, las consecuencias pueden ser devastadoras. Para prevenir esta situación y evitar daños, las baterías recargables de iones de litio se deben almacenar y cargar en armarios de seguridad especiales a prueba de incendios. Los armarios de seguridad resistentes al fuego se consideran actualmente como una de las formas más seguras para almacenar baterías recargables de iones de litio.